La Plataforma de Linares en Defensa del Sistema Público de Pensiones, organizó este lunes un acto de reconocimiento y agradecimiento al personal de los servicios sanitarios

Homenaje al personal de los servicios sanitarios en Linares

El acto se celebró en la puerta del Hospital San Agustín de Linares, convocado por la Plataforma por la Defensa del Sistema Público de Pensiones de Linares, y contó con la presencia de pensionistas de Úbeda y Jaén. Durante el mismo se celebró un minuto de silencio amenizado con una bella pieza musical por parte de Mario Norueta, violonchelista de la localidad, que forma parte de la Orquesta Joven de Andalucía. A continuación, los asistentes dedicaron un sentido aplauso en agradecimiento a los servicios sanitarios por la extraordinaria labor que han realizado durante el periodo más duro de la pandemia y procedieron a la lectura del siguiente comunicado:

El colectivo de pensionistas y los ciudadanos de Linares, con nuestra presencia hoy aquí en este acto pretendemos reconocer públicamente, el trabajo realizado por todos los profesionales de la sanidad pública en estos últimos meses, que están siendo de los más complejos y difíciles de los vividos en la reciente historia de nuestro país,

          La pandemia ha provocado una situación sin precedentes en nuestro país y en todos nosotros, pero tras esta situación ha quedado al descubierto una gran debilidad de nuestro sistema público de sanidad. Debilidad adquirida a conciencia, ya que durante muchos años se han venido produciendo recortes y privatizaciones, que han motivado que ante esta gran crisis sanitaria, el sistema sanitario público español haya tenido que hacer frente con grandes limitaciones.

          En menos de una década 2008-2018, el paulatino desmantelamiento de parte del sistema público sanitario español ha quedado con un diagnostico muy claro:

  • Menos inversión en sanidad
  • Menos camas de hospital
  • Privatización sistemática de recursos y medios sanitarios
  • Plantillas menguadas
  • Profesionales de la sanidad y científicos que tuvieron que abandonar el país para poder sobrevivir.
  • Precariedad y bajas condiciones laborales y económicas para el personal.

          Ha tenido que ser una terrible pandemia la que saque a la luz las vergüenzas del sistema, y hemos comprobado que, con escasez de medios materiales y humanos el personal de los centros sanitarios ha tenido que hacer frente a la atención  y cuidado de las personas infectadas, en algunas ocasiones careciendo de los equipos de protección individual adecuados, poniendo en riesgo su salud y a veces hasta su propia vida, como lo demuestra el alto número de personal sanitario contagiado y fallecidos.

          Si a todo lo anterior sumamos las condiciones de trabajo precarizadas y degradadas, en cuanto a contratos, salarios, estabilidad, etc. en las que se encuentra gran parte del personal que trabaja en los centros sanitarios, la situación se hace aún más insostenible.

          Recientemente hemos conocido que se va a otorgar el premio “Princesa de Asturias de la concordia” a las y los profesionales de la sanidad; “por su sacrificio personalsobresaliente, en favor de la salud pública y del bienestar del conjunto de la sociedad”. Creemos que es un buen  comienzo para otorgarles el reconocimiento social que merecen; pero no es justo pedirles que sea a base de una heroicidad, como tengan que desarrollar su trabajo, sino con una dotación de medios materiales y humanos suficiente, con unas condiciones de trabajo dignas y estables y con una planificación y seguridad en el trabajo garantizadas.

          Asistimos con mucha preocupación a la actitud de la Junta de Andalucía, que pretende despedir el día 30 de junio al personal contratado para refuerzo en esta crisis para este Hospital de San Agustín, igual que en otros muchos de Andalucía. Demostrando que no ha aprendido nada de esta pandemia, ya que si algo se ha puesto de manifiesto es que en los momentos más peligrosos todos acudimos al sistema sanitario público, y que sólo lo público y lo común puede protegernos a todos sin distinción. Por lo que no se entiende que este personal no siga prestando sus servicios ante un posible rebrote de la enfermedad, y para reforzar y quitar atascos de actos sanitarios que han quedado suspendidos estos meses por atender a la emergencia sanitaria.

          Cuando todo este pase, recordemos la situación vivida en estos últimos meses, con hospitales y Ucis a punto de colapsar, con falta de personal y medios. Es muy importante que no se nos olvide, para no permitir que situaciones de deterioro como las sufridas en estos últimos 10 años en la Sanidad Publica se vuelvan a repetir, porque en ello nos va a toda la ciudadanía el bien más preciado que es la SALUD.

          Son estas las razones por las que consideramos de justicia acudir hoy aquí a rendirles un homenaje y agradecimiento merecido por su labor, y mostrarles nuestra solidaridad y apoyo.

          Queremos pasar hoy que ya se puede, del aplauso a las ocho de la tarde en los balcones al aplauso de hoy mucho mas cercano y fraternal, para devolver al personal de los centros sanitarios el cariño y desempeño profesional, con el que nos están cuidando en esta crisis sanitaria en condiciones muy difíciles y esperamos que sea el inicio de un caminar conjuntamente por la defensa de una sanidad pública fuerte y bien dotada, que si algo ha demostrado esta situación excepcional es que son los servicios públicos los que nos pueden cuidar y proteger a toda la ciudadanía.

          Rogamos hagáis extensivo este aplauso y reconocimiento a todo el personal de los centros sanitarios que hoy no han podido estar aquí presentes.

¿GOBIERNE QUIEN GOBIERNE LA SANIDAD PÚBLICA SE DEFIENDE!

                                                   Linares a 15 de junio de 2020

Impactos: 145

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: