El MADPP califica como insuficiente el Mecanismo de Equidad Intergeneracional

El Gobierno y los sindicatos mayoritarios han acordado este 15 de noviembre lo que llaman el “Mecanismo de Equidad Intergeneracional (MEI)”. Se introducirá como una enmienda en la reforma de pensiones que se está tramitando en Las Cortes, con la intención según dicen, de garantizar las pensiones de los futuros pensionistas que pertenecen a la generación del “baby boom”. El citado mecanismo se ha negociado para sustituir al “factor de sostenibilidad” incluido en la reforma de pensiones de 2013.

En resumen, este acuerdo consiste en aumentar la cotización de los salarios en un 0,6%. El 0,5% a cargo de la empresa y un 0,1% a cargo de la parte trabajadora durante 10 años, desde 2023 a 2032. Tendrá un carácter finalista, para destinarlo a la “hucha de las pensiones” con el que dicen que conseguirán aumentar en 50.000 millones de € el fondo de reserva, que actuará como válvula de seguridad del Sistema a partir de 2033.

Al mismo tiempo fija para el año 2033, hacer una evaluación para en el caso de que no fuese suficiente para hacer frente a la previsión del gasto en pensiones hasta 2050, negociar con los agentes sociales un acuerdo para elevarlo al Pacto de Toledo, con medidas dirigidas a reducir el gasto en pensiones o bien a incrementar los ingresos del Sistema.

Nos congratulamos, de que para sustituir a un mecanismo que supondría recortes en el cálculo de las pensiones iniciales de los futuros pensionistas, se instaure otro, que lo que busca es aumentar los ingresos del Sistema Público, para poder hacer frente al compromiso de gasto en el futuro en pensiones. Y nos produce satisfacción este cambio de opinión, ya que hay que recordar que en declaraciones del propio Ministro de la Seguridad Social, la generación del “baby boom” se tenía que hacer a la idea de que tenía que trabajar más tiempo o cobrar menos.

Mucha de la influencia en este cambio de opinión la habrá tenido la lucha incansable del movimiento pensionista, que siempre hemos mantenido que el Sistema es sostenible; que el supuesto déficit es ficticio y que para hacer frente al posible aumento en el futuro del compromiso de gasto en pensiones, se puede hacer de forma racional y justa por la vía del aumento de los ingresos y no por el recorte de las pensiones.

Hay que recordar que la “Hucha de las pensiones”, ya disponía de 67.000 millones de euros y que no estaría vacía si las cotizaciones no se hubieran dedicado a pagar los denominados “gastos impropios”, sino exclusivamente al pago de pensiones contributivas.

Y que el tribunal de cuentas en su informe de cierre del año 2018, ha establecido una deuda del Estado con la Seguridad Social (contabilizando sólo dos grupos de gastos y no todos los que hasta hoy se han venido manteniendo); de 103,690 millones de euros. Por lo que desde el movimiento pensionista venimos reclamando una auditoría pública del Sistema de Pensiones, que delimite las cantidades a las que ha venido haciendo frente durante muchos años para gastos que no le correspondían y establezca la forma en que se van a revertir dichas cantidades a la Seguridad Social.

Por tanto, nos alegramos de que se tomen medidas dirigidas a dotar al Sistema de más recursos por la vía de aumentar los ingresos; pero la consideramos insuficiente.

Habría que sumarle otras medidas de aumento de ingresos, como la anteriormente mencionada de devolución al Sistema de las cantidades que fije la auditoría que se ha pagado en gastos que no le correspondían. Se tienen que aumentar las cotizaciones, eliminando los salarios precarios a los que están llevando a las nuevas generaciones las reformas laborales.     Y regular otras formas de aumentar los ingresos como la eliminación del tope de cotización a los salarios más altos, que dotarían al Sistema Público de recursos suficientes y sostenibilidad en el tiempo, para garantizar las pensiones actuales y futuras.

Sin olvidar el peligro que encierra el sistema de revisión recogido para dentro de diez años, que lejos de despejar todas las amenazas de futuros recortes en las pensiones, los deja aplazados como una posibilidad.

Por último denunciamos los intentos de enfrentar a unas generaciones de trabajadores con otras, que se vienen lanzando intencionadamente incluso con la elección del mismo nombre de “Equidad intergeneracional”; ya que nuestro sistema Público de Pensiones es por su concepción un Sistema de reparto y solidaridad intergeneracional, de forma que las personas trabajadoras activas siempre han contribuido a cotizar para abonar las jubilaciones actuales y generado derechos para su futura jubilación. Y la verdadera equidad intergeneracional se asegura poniendo las medidas para que los recursos sean suficientes, sin cargarlos sobre unas generaciones más que otras, como siempre ha sido y se ha mantenido durante mucho tiempo.

Por lo que desde el movimiento pensionista no vamos a dejar de luchar porque se lleven a cabo nuestras reivindicaciones y las reformas necesarias, sin recortes, que sigan garantizando un Sistema Público de Pensiones justo y sostenible en el tiempo.

¡GOBIERNE QUIEN GOBIERNE LAS PENSIONES SE DEFIENDEN!

Andalucía 19 de noviembre de 2021 

Comisión de Comunicación del MADPP

Impactos: 124

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.