Semilla de la Coordinadora Estatal

El 10 de septiembre del 2016, en el Jardin del Retiro en Madrid éramos unas 20 personas que representábamos a unas 8 provincias, y en ese lugar se plantó la semilla de lo que hoy conoceis como la Coordinadora Estatal. Elaboramos conjuntamente una Tabla Reivindicativa que lejos de plantear utopías esta ceñida a la realidad que demandan los pensionistas y la sociedad. Y basamos nuestra estrategia en la lucha en las calles y en las instituciones, y con charlas informativas y conferencias en todos aquellos rincones que hemos podido llegar.

TABLA REIVINDICATIVA Hoy podemos decir que nuestra Tabla reivindicativa y partes específicas de la misma han llegado al Congreso de los Diputados, a la Comisión Europea, Defensores del Pueblo, a los Parlamentos autonómicos y a muchos Aytos del país y de ese trabajo conjunto de todas y todos hemos conseguido una Proposición de Ley, diferentes Proposiciones no de Ley y diferentes mociones en los ayuntamientos, hasta hemos conseguido meter una enmienda en la comisión europea en contra del Paneuropeo. Y aunque consideramos que tenemos que actualizarla con pequeñas cuestiones pues es una tabla del 2016 , el fondo de la misma sigue estándo intacto. Si bien es cierto consideramos que faltan algunas demandas sociales que han surgido a posterior como la RENTA BÁSICA que no se contempla pero que consideramos que debe estar. Y también dicha tabla tiene pendiente la parte autonómica, donde se hable del COPAGO, MEDICAMENTAZO, DEPENDENCIA… ETC que son todas aquellas prestaciones o servicios donde las autonomías tienen competencias y que son los Movimientos Autonómicos como éste donde deben ser elaborados. Ese es uno de vuestros grandes retos a partir de hoy.

LUCHA EN LAS INSTITUCIONES Esta no ha sido una labor fácil, hemos reiterado solicitudes de reuniones con los diferentes partidos políticos tanto estatales, como autonómicos, provinciales y ayuntamientos y muchos de ellos ni nos han contestado, otros simplemente nos han citado y a escasas horas de la reunión la han desconvocando o simplemente han enviado a alguien del partido que nada tenía que ver con lo quien era conocedor de la materia. Para ellos no éramos nadie y por ello no nos lo han puesto fácil, pero no nos hemos dado por vencidos, incluso para la enmienda al Paneuropeo tuvimos que recurrir a un eurodiputado portugués para poder meterla. Hoy que ya conocedores de nuestra fuerza, aún así notifican las reuniones de un dia para otro, sin muchos plazos de organizarlas, de notificarlas y todo ello debido al agetreo parlamentario que vivimos desde hace ya un par de años. Pero si algo tenemos claro es que si dejásemos ese espacio vacio sin participar del mismo otros lo ocuparían en nuestro nombre, por ello debemos estar ahí pues es en las instituciones donde se nos dan o quitan nuestros derechos.

PACTO DE TOLEDO Estamos en 1995 en un periodo de crisis económica, donde las empresas optaron por las jubilaciones anticipadas para reestructurar sus plantillas y aumentaron el número de despidos, existía un paro estructural agrario consolidado por la entrada en la Unión Europea, fraude en las cotizaciones sociales empresariales cuya consecuencia fue gran descenso de las aportaciones y el incremento de los gastos…Todo esto sometía a presión al Sistema Público de Pensiones cuya estabilidad ponía interesadamente en duda la derecha política y económica. Con la hegemonía del discurso neoliberal, la práctica totalidad del arco parlamentario crea los Pactos de Toledo, como un elemento estabilizador de dicho Sistema Público de Pensiones, contando con la aprobación de los agentes sociales “representativos”. Si a día de hoy yo tuviese que definir el Pacto del Toledo, diría que es el órgano que adapta las necesidades del capital financiero respecto a la Seguridad Social, convenientemente maquillado de “necesidades”, “reformas” y “sostenibilidad” para que las cúpulas que hablan en nombre de la clase obrera puedan justificar a ésta sus políticas de recortes. O como dice el Catedrático Juan Torres “es una expresión paradigmática del camino más tortuoso de privatización atenuada, progresiva o implícita que se ha seguido en muchos países en donde existe un cierto equilibrio de poder y, al mismo tiempo, grandes dificultades para afrontar rotundamente los costes sociales de todo tipo que conlleva la privatización explícita del sistema público de pensiones”.

ORGANIZACIÓN En éste corto trayecto, La Coordinadora ha ido creciendo con mucho esfuerzo, pero se ha ido consolidando en distintos territorios, en todas las comunidades autónomas, con unas 250 plataformas adheridas actualmente. Pero ni mucho menos hemos conseguido romper la situación sin salida que han llevado a más de nueve millones de pensionistas y al resto de la población. Necesitamos que las pensiones se revaloricen por IPC como lo estuvieron hasta la nefastas reforma del 2013 del PP. Necesitamos que el subsidio para los mayores de 52 años se restablezca porque es de justicia y es una necesidad social para más de 250.000 personas. Necesitamos acabar con la brecha de pensiones, una brecha que si en el mundo laboral se eleva al 24% durante la tercera edad asciende al 37%…. y podríamos seguir enumerando cada una de nuestras reivindicaciones pues todas ellas son necesarias e imprescindibles de tener en cuenta. Pero el logro de nuestras reivindicaciones está SOLAMENTE en nuestras manos, dependerá de la capacidad de presión en la calles y de la unidad de aquellos colectivos y organizaciones que defendemos un modelo de Seguridad Social, público, solidario y de reparto, este otoño deberemos redoblar esfuerzos , tenemos que seguir dando charlas y conferencias, creando y desarrollando nuevas plataformas, pero principalmente seguir en las calles pues esa es nuestra gran arma, la arma que es capaz de dar vuelta a un gobierno y de levantar a políticos de sus asientos. Pero solamente lo conseguiremos si somos capaces de llevar a buen fin la transformación organizativa que estamos llevando a cabo. Deseamos y soñamos con una organización con unos cimientos fuertes y unos pilares que sustenten a más de nueve millones de pensionistas y para ello necesitamos una estructuras de colaboración y no jerarquizada, asamblearias y no de presidencias, con autonomía pero dentro de unas líneas necesarias para simplificar el trabajo y lo más importante llegar con la máxima información a todas y a todos en el menor tiempo posible. Ésta Coordinadora no se creó con una fecha de caducidad, se creó con el fin de quedarse para resistir en el tiempo, de actuar como agente social necesario, para que los poderes de cúpulas no mercadeen con nuestros derechos y con los derechos de nuestras hijas. A sabiendas que ni tan siquiera nos encontramos a medio camino sino en la línea de salida, que estamos no solo en una lucha de derechos sino también de muchísimos intereses creados, donde nuestro enemigo no solo va a ser un gobierno concreto, sino el conjunto de capitalistas, lobbies y cúpulas incapaces de entender su desplazamiento por nuestra fuerza y capacidad, no nos lo van a poner fácil e intentarán capitalizar en muchos casos nuestro movimiento, pero nosotros tenemos que ser lo suficientemente hábiles para defender que este es un movimiento de las personas y no de organizaciones, es un movimiento donde cogen todos pero donde las personas priman sobre todas las cosas, entender que si queremos ese futuro debemos defender nuestra independencia por encima de todo. Aquí nadie es imprescindible y somos todas y todos necesarios. Solamente con nuestra independencia podremos exigir en cualquier momento de la historia a cualquier gobierno que “Gobierne quien Gobierne las pensiones se defienden”. No tenemos nada que perder, o tal vez tengamos demasiado que perder, pues de mantenernos en la inactividad es aceptar las condena que las reformas que nos imponen, la situación es favorable para la movilización , los jóvenes y los pensionistas hemos sido los sectores más afectados y olvidados por las políticas de los gobiernos durante esta crisis inacabada y no lo vamos a consentir, estamos en una lucha de supervivencia , una lucha que no nos podemos permitir perder.

Por Victoria Portas Mariño Portavoz de la Coordinadora Estatal en Defensa de las Pensiones Públicas

Impactos: 22

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: