Comunicado de la Plataforma de Linares en Defensa del Sistema Público de Pensiones

El próximo lunes día 14 de septiembre se retomarán las concentraciones de los pensionistas de Linares en el Paseo de Linarejos. Lo haremos respetando todas las normas de seguridad establecidas por las autoridades sanitarias para este tipo de actos.

Tenemos por delante unos meses en los que los pensionistas de todo el País tendremos mucho que decir para seguir defendiendo un Sistema Público de Pensiones digno y justo para todos los ciudadanos.

Muchas son las voces que en las ultimas semanas están desplegando una campaña en medios de comunicación para desacreditar el actual Sistema Público de Pensiones y tratar así de justificar su  inviabilidad si no se acometen medidas urgentes.

En casi todos los casos las medidas que plantean van encaminadas a reducir las condiciones actuales y restringir al máximo el acceso a una pensión digna y justa.

Esta campaña mediática en marcha está encabezada por el Banco de España, y seguida por un importante número de medios de comunicación, economistas liberales, tertulianos al servicio de la banca, continuando con partidos políticos que nunca han ocultado su posición clara de dar pasos para privatizar el sistema público de pensiones actual y de recortar al máximo sus condiciones.

Frente a todo ello se hace imprescindible una respuesta conjunta no solo de los pensionistas sino de toda la sociedad en general, en la defensa de un Sistema Público de Pensiones que dé garantías de continuidad y una vida digna a los actuales y futuros pensionistas.

 Por todo ello los pensionistas actuales y también los trabajadores en activo  que serán futuros pensionistas, los estudiantes y la sociedad en general debemos organizarnos para dar una respuesta contundente a los que quieren cargarse el actual Sistema Publico de Pensiones.

El Pacto de Toledo continua con sus reuniones y comparecencias en septiembre con el objetivo que se entrevé de retomar las recomendaciones de la anterior legislatura. Recomendaciones que entonces fueron rechazadas por diferentes partidos con representación parlamentaria y por el colectivo de pensionistas y sus organizaciones en general, porque no recogían la garantía del mantenimiento del poder adquisitivo de las pensiones con el I.P.C. real de cada año, ni garantizaba el sostenimiento de las pensiones con aporte de los presupuestos del Estado si es necesario, como recoge la Ley y abría un camino peligroso a favorecer con recursos públicos, la promoción de planes de pensiones privados.

Solo con la movilización se puede detener la ofensiva del capital financiero y de todos aquellos que están trabajando denodadamente para destruir el sistema de reparto y de solidaridad en que se fundamenta nuestra Seguridad Social.

La fortaleza de nuestras posiciones se asienta en el rechazo y oposición al Pacto de Toledo y sus actuales recomendaciones, cuyas propuestas se abren cada vez más claramente a la participación de los fondos privados de pensiones, es por ello que durante años las Plataformas de Pensionistas de todo el país han elaborado un conjunto de reivindicaciones que seria bueno recordar para nuestra lucha diaria y ante la cantidad de agresiones que se avecinan al actual Sistema Público de Pensiones.

Estas reivindicaciones básicas son:

  • El Estado debe hacer las aportaciones necesarias en los Presupuestos Generales del Estado para garantizar las pensiones ganadas con años de cotizaciones, tal y como recoge la ley General de la Seguridad Social en su artículo 109.2.
  • Realizar una auditoría pública sobre las cantidades utilizadas de los excedentes de cotizaciones de los años en que había superávit, para gastos  de la administración del estado y otros gastos impropios de la Seguridad Social, en lugar de haber constituido reservas, que en la situación actual serían suficientes para compensar la insuficiencia de las cotizaciones causada por las reformas laborales. El Presupuesto de la Seguridad Social no debe seguir soportando el pago de gastos impropios que deben pagarse con el Presupuesto del Estado. Esos “gastos impropios” crean un falso déficit de la Seguridad Social, aumentando imagen de una Seguridad Social en quiebra, a la que nos quieren acostumbrar.
  • Defensa del mantenimiento del poder adquisitivo de las pensiones, exigiendo la actualización de pensiones según el IPC. Real. Las pensiones se incrementarán anualmente con el incremento del IPC previsto, incorporando las diferencias que pudieran existir a final de año con el IPC real y con efectos retroactivos desde el mes de enero.
  • Que la pensión mínima se situé en los 1080 euros. Aumento progresivo de la pensión mínima hasta alcanzar dicha cantidad, que sería la mínima necesaria en España para poder llevar una vida digna, según reconocen las recomendaciones de la Carta Social Europea.

Tengamos en cuenta que en España las pensiones públicas están entre las más bajas en la UE-15. En España dos millones de pensionistas reciben entre 600 y 646 € al mes (que son unas cifras menores que el Salario Mínimo Interprofesional), y 4,5 millones menos de 1000 € al mes.

Cuando tomamos en consideración todas las prestaciones públicas asociadas a la vejez, no solo las pensiones, las rentas totales de las personas mayores en este país solo alcanzan el 63% de la media de la UE-15. Basados en estos datos, uno debe preguntarse ¿dónde está la excesiva generosidad de la ayuda pública a los pensionistas y personas mayores? 

Definir esta situación como de excesiva generosidad y exuberancia es un sinsentido, digno del nivel de propaganda y frivolidad al que nos tiene acostumbrados la sabiduría de economistas interesados al servicio del capital en este país. 

  • Que la edad de Jubilación con carácter general se situé en los 65 años.
  • Derogación de la reforma laboral y de las últimas reformas de la Seguridad Social. Que han supuesto un claro retroceso en salarios y cotizaciones.
  • Defensa de un Sistema exclusivamente público de Seguridad Social por tanto de financiación, gestión y control público.

Los planes de pensiones privados, como su propio nombre indica, deben quedar fuera de lo público y por tanto ajenos a incentivos y beneficios fiscales o exenciones de cotización a la Seguridad Social.

Entre todos/as podemos conseguirlo, el futuro de las pensiones esta en juego, debemos ser conscientes de ello y defenderlo, si queremos cambiar el rumbo que están intentando imponer con miedo manipulación y desinformación.

Nuestro lema tiene hoy mas sentido que nunca:

“GOBIERNE QUIEN GOBIERNE LAS PENSIONES SE DEFIENDEN”

            Linares   septiembre de 2020

Impactos: 204

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: